miércoles, 11 de febrero de 2009

Sabor a sangre.

Acabo de cenar pero la comida me sabe a sangre,
he tomado refresco y el sabor es el mismo.
Me lave los dientes muy bien y me sabe igual
bebí agua y me sabia a sangre.

Reviso mis dientes y no veo sangre,
le hablo al dentista y hago una cita.
Todo esta bien, menos el sabor
que continúa en mi.

Sangre y chocolate,
café con sangre,
sangre y refresco,
vino y sangre,
mi sangre.

Roja,
tibia,
dulce.

5 comentarios:

Caracolito dijo...

me gusto tu blog... buscaba, algo no sé frases quizás, pero me gusto el sentido "triste" de este blog.
saludos de Df.. hugs!!

Hooseki dijo...

Hi shadows XD que chido que tu tambien tengas un blog ^^ con gusto seguire ambos, me encanta como escirbes *w*

y gracias por pasarte y halagar mi bloguecillo XD

ese de la sangre lo sigo amando ^^

Lara dijo...

Hooola mi queridísimo zorrito blanco! Hace tiempo que no sé de ti...
En fin, cómo no saber a sangre, si eso somos, eso hemos derramado y eso dejaremos al partir... Un beso mexicano, Lara

°`°º¤øEUR@CE°º¤ø dijo...

No te vuelvas a hundir
Tan sólo límpiate de penas y miedos sal a la superficie que ahora es el momento.
La sangre ya no manchará tus heridas
Las lágrimas no mojan tus ojos,
Empañados por una imagen ya perdida

hola megustomucho tu blog ojala no te molesten mis comentarios saludos

La Dama Pálida dijo...

Atrapante.
Te felicito.