lunes, 23 de octubre de 2017

Sigo con vida

Todavía sigo con vida, hace tiempo que había abandonado este proyecto, de aquí ha surgido un libro que lleva el título del blog, espero poder publicar el libro algún día.

Muchas gracias a todas las personas que ha pasado a leer y a dejar comentarios, ahora tengo un poco más de tiempo libre para escribir, solo me falta algo de inspiración.


lunes, 1 de junio de 2015

She is gone

She leave us, she is gone and never come back.

Ella se ha ido muy lejos y para siempre, creo que jamás podré alcanzarla. Soy inmortal, la muerte me huye y Dios me condena por mi insolencia.

De nada sirve tenerlo todo si la persona que mas amas no está a tu lado.















Tom Stocker, uno de los pocos inmortales, ha descubierto que vivir para siempre no es tan bueno como parece. No tiene sentido vivir sin amar, la persona que le importaba se ha ido y nunca  volverá, su  alma ha renacido en otro cuerpo y es imposible rastrearla, todo comenzó para ella y en cambio para el nada termina.

Tal vez un día se encuentren, como saberlo eso es imposible, los nuevos no tienen memoria.


No ames porque lo lamentaras le advertían los antiguos, pero no se puede vivir sin amar, el mismo se decía y he ahí sus consecuencias.

Te soñé

Anoche mientras dormía tu recuerdo paso por la puerta de mi corazón, hacía mucho tiempo que ese sentimiento no volvía, me deje llevar y te abrace.

Me abandone a tu memoria y por un momento fui feliz. Tú y yo, como en los viejos tiempos, mirándonos a los ojos, sin decir palabras, el tiempo parecía detenerse, aunque sabía que ya no estabas conmigo no me importo, fue bello mientras duro.

Despertar fue cruel porque me volvió a la realidad, te extraño y todavía no puedo asimilar tu muerte, has partido muy lejos de mí, temo poder hacer una tontera para estar a tu lado, pero no quiero equivocarme de camino.

Es por eso que el tiempo se ha vuelto un tormento, espero a morir y es el sueño de volvernos a encontrar el que mantiene la esperanza en mí.


Un día la muerte nos reunirá y dejare de soñar.

Necesito de ti

-No se puede seguir a las personas que están muertas porque no tienes la certeza de encontrar el camino correcto- eso me dijeron una vez.

La vida carece de sentido al faltarnos esa alma gemela, esa parte que nos complementaba, quien nos hace suspirar, sonreír y ver la vida con alegría.

Ahora ya no estás, solo quedan cenizas de lo que fue tu cuerpo y un montón de memorias que he guardado y que rehúso dejar.

Necesito de ti, la vida no es la misma, necesito de ti, me siento solo, necesito de ti, te extraño.


Sin darme cuenta me convertí en un dependiente de tu persona y me perdí a mi mismo.

De tu recuerdo

Solo quedan las sabanas revueltas por la noche anterior
el silencio es perturbado por el sonido del reloj
aunque el tiempo suena parece haberse detenido.

La vida se marchita lentamente sin darnos cuenta,
por más tiempo que quise estar a tu lado
el destino nos separo e hizo de ti un recuerdo,
algo que se guarda en la memoria por un instante
para nunca olvidarse.

Tu recuerdo queda plasmado en mi corazón
las sabanas se tienden, recogen y limpian
la evidencia se va y solo quedan voces
de lo que fue un momento de pasión, de locura
                                                                       y de amor.

De ti solo quedan recuerdos, memorias de alguien

que decidió amarte con solo verte y tenerte una vez.

sábado, 15 de noviembre de 2014

No esperes...

No esperes nada de nadie...
porque nunca llegara.

No esperes esas promesas hechas en el pasado...
porque ya se rompieron desde que las hicieron.

No esperes que las cosas te sean regaladas...
porque te han de costar con sangre.

No esperes la alegría de la vida...
porque puede llegar o huir inesperadamente.

No esperes levantarte cuando te caigas...
porque volverás a caerte.

No esperes cumplir tus metas de la vida...
porque no siempre han de realizarse.

No esperes cosas que crees merecer...
porque no siempre son para ti.

No esperes a que las cosas cambien...
porque pueden empeorar.

No esperes que el amor toque a tu puerta...
te va a costar buscarlo.

No esperes a la muerte...
porque temerle no evitara que venga por ti.


No esperes... 

Suicidas

Un corte tentativo sobre la piel,
luego vienen mas y el valor hace presencia,
con fuerza se desgarran las venas y tendones
para dar paso al inicio del final.

El viento balancea un cuerpo sin vida,
cuelga del puente con una soga al cuello,
con la lengua por fuera se burla de ellos
como un chiste macabro.

Olor a pólvora y sangre,
convulsiones y perdida de la conciencia.
Plomo alojado en el cerebro y líquido hemático
afuera del cuerpo que alguna vez tuvo vida.

Un cuerpo estampado contra el piso
revela a los forenses que no podemos volar,
la mancha de sangre es grande, así como la pena
que nos invita a saltar y sin poder volar
caemos, cerramos los ojos y morimos.

Suicidas
eso es lo que fuimos, somos y seremos,
así es como han de recordarnos.
Causantes de dolor y penas.

La sangre es nuestra tinta favorita
porque con ella escribimos nuestros epitafios,
mismos que nunca se borraran y marcaran
el alma de quienes nos amaron y odiaron.

miércoles, 3 de septiembre de 2014

I.A.

Algoritmos, ecuaciones, unos y ceros otra vez.

Vida artificial, creada con un propósito, su finalidad es servir a la humanidad, hacer el trabajo más fácil, cómodo y menos riesgoso.

Yo tengo alma, ustedes no, solo son reflejo de algo que viene de la mente de un genio. De una persona que se vio al espejo y busco ser perfecta.

Para ellos morir no significa nada, solo los reconstruyen y listo, todo vuelve a empezar de nuevo.

Que envidia me dan al saber que no sienten, sufren, lloran.

Células, órganos, sistemas, fibras sintéticas, cables, fibra óptica, huesos reforzados, músculos de plástico, ojos de vidrio y...

... un alma digital incapaz de comprender la vida, solo observa y recaba datos, todo es analizado una y otra vez para evitar errores.

Tal vez lo hace de esa manera porque desea lo que no puede tener, una vida propia, amar, sufrir, sentir y tener un alma humana.

Yo anhelo lo que ustedes tienen, ustedes lo que nosotros desaprovechamos y así el ciclo se vuelve interminable. La vida se transforma en protocolos de informática, números y datos.


Y así será por toda la eternidad.

Días tristes

Siempre he recurrido al mismo lugar,
esa banca de la plaza tiene mi nombre marcado,
mi esencia esta en ella, así como mi dolor.

Un café, mirada al piso y el silencio nocturno
son mi compañía cuando el día se pone gris.
Cada discusión, desilusión, abandono y herida
me traen de vuelta.

Me siento observado y miro al cielo, no es Dios,
solo un ojo curioso que se pregunta por mi tristeza
pero que no puede venir y averiguar, solo mira
en silencio la misma rutina de penar
de esta pobre alma que es grabada hasta la eternidad.

Si de pronto llueve mi alma intenta limpiarse
pero sigue siendo gris, siempre lo será.
Cuando las estrellas se asoman las miro,
sé que no se dan cuenta pero les pido deseos.
El mismo que siempre he repetido desde hace tiempo
y por desgracia se que nunca se cumplirá.
Los días de frío y nieve vuelvo, mi fragilidad
me recuerda mi condición de doliente.
Dolor físico versus dolor del alma.

Solo días tristes es lo que resta de mi vida,
joven dicen algunos, yo me digo viejo,
cansado de vivir y esperar a que la muerte venga,
ya que morir por mano propia me condena.
El castigo no me da miedo, pero no quiero perderme,

se que el camino al final me llevara a donde deseo ir.

miércoles, 20 de agosto de 2014

Canción de cuna

Hoy me siento solo,
no sé qué me pasa,
no entiendo mi vida,
ya no me gusta
y noche a noche deseo morir.
 
A donde te fuiste mamá 
papá se reunió contigo,
me siento triste
me siento solo
me siento cansado
y solo quisiera dormir.
 
¿Por qué se tuvieron que ir?
no necesito esta vida,
me estoy odiando,
trato de morir.
 
Mi mente esta distraída 
me siento como un fantasma.
No necesito esta vida, la detesto,
ya he olvidado como llorar,
me estoy odiando,
dios tuvo que llorar,
puedo hablar con la noche.

Estoy corriendo rápido
trato de escapar
no puedo olvidar mi pasado
casi no puedo respirar
he decidido morir.
Por favor... déjenme dormir con ustedes.



Este fue el primero, pagina 84 de mi libro, algún día lo compartiré si lo llego a imprimir