lunes, 26 de marzo de 2012

Suicidio inconsciente


Televisión basura para el adulto de hoy,
programación inútil para las almas sin conciencia,
fútbol y toros para el hombre casado del trabajo
                                                (y de la vida).
Telenovelas y realities shows para la ama de casa, que a fin de cuentas es esclava, pero sigue siendo el ama.
Caricaturas vacías y sin sentido para los niños,
Internet y cerveza para los adolescentes y jóvenes.

Ser parte del rebaño es la moda, lo nice y VIP.
Vivir sin pensar, ni disfrutar, dejar de sonreír, ocultar el dolor y las penas.
Cerebro en modo autista, inmerso en su propio mundo,
ajenos a la realidad.

Estrés, hipertensión, males cardiacos, la obesidad,
diabetes, cansancio, divorcio, depresión y suicidio,
son términos elitistas a los que cada vez nos unimos.
Únete al club y déjate llevar.

Ya no se vive para ser feliz, se vive para sufrir.
Porque con el sufrimiento viene el gozo del olvido y así
                                   es como la vida pierde su sentido.

Descansa en paz
            porque antes de nacer ya estas marcado.

1 comentario:

Begoña dijo...

Eso o cambiar el chip.
Dedicar cada segundo de vida a ser feliz y hacer felices a los demás, como único objetivo.
La verdadera revolución consiste en cambiarse a uno mismo. Dejar el lado gris y unirse al resplandor solar, siempre a punto de contagiar su calorcito :)
Saludos