lunes, 2 de abril de 2012

No siempre se puede


No siempre se puede en esta vida,
tal vez en la otra, no tengo la certeza.
Si las cosas fueran fáciles, no lo sé,
a lo mejor yo ya me hubiera suicidado.

Las cicatrices de mi muñeca me recuerdan
el dolor del alma y como busque calmarlo,
no duele cuando cortas, ni cuando sangras,
duele al saber que has fallado y herido
a los que amas.

Cruel es el destino del condenado,
que las cosas no son como uno lo desea,
los planes se vienen abajo y cala hasta el alma
porque es el esfuerzo que se ha invertido.
Lesión tras lesión, un reclamo en silencio
por aquello que nos hiere.

Aunque seamos buenos también sufrimos
y reclamamos cuando le va bien a los malos.
Protestamos a Dios por nuestro destino
e invocamos a la muerte.
Para que temprano y en silencio
se acerque y nos tome.

Iremos a donde debamos de ir,
al lugar donde el castigo deba pagarse
por el pecado de la libertad.

No siempre se puede, la vida es injusta,
se nos castiga y condena, antes de nacer
sin saber el porqué, pero así es.
No siempre se puede todo en esta vida,
esa es la lección, que debemos aprender.

4 comentarios:

Begoña dijo...

A mi entender el único suicidio que vale es el suicidio de letras.
Es la libertad misma de ser lo que se quiera. Es amor por la vida, por el mundo y por quienes nos rodea.

La vida es como es, pero el mundo de las letras puede ser como se quiera. Se puede con palabras cambiar el mundo, suicídate entre las letras. Es el único suicidio que suma vida, no resta.

Y haz cada día tan feliz como puedas ;)

The Lonely Boy dijo...

Tus textos me llegan a lo mas hondo, es increible, de verdad mis felicitaciones ya que yo tambien escribo ese tipo de textos y los tuyos me apasionan.
Un abrazo.

J K dijo...

Siempre admiro a los pocos que se atreven a ser honestos, a sufrir en voz alta, porque yo sé que no se trata de probarle nada a nadie, ni de demostrar fortaleza, sino de aceptar quienes somos y que seguiremos siendo.

Y si, no todo se puede en esta vida, pero lo que sea que se pueda tiene que vivirse intensamente, llorar, sufrir, desvanecer, enfermar, amar, maldecir etc. para nunca tener que arrepentirse de nada.

Saludos y respetos

D' Alberto Z. Penonomé, Coclé, Panamá dijo...

es cierto no siempre se puede...