miércoles, 20 de agosto de 2014

Canción de cuna

Hoy me siento solo,
no sé qué me pasa,
no entiendo mi vida,
ya no me gusta
y noche a noche deseo morir.
 
A donde te fuiste mamá 
papá se reunió contigo,
me siento triste
me siento solo
me siento cansado
y solo quisiera dormir.
 
¿Por qué se tuvieron que ir?
no necesito esta vida,
me estoy odiando,
trato de morir.
 
Mi mente esta distraída 
me siento como un fantasma.
No necesito esta vida, la detesto,
ya he olvidado como llorar,
me estoy odiando,
dios tuvo que llorar,
puedo hablar con la noche.

Estoy corriendo rápido
trato de escapar
no puedo olvidar mi pasado
casi no puedo respirar
he decidido morir.
Por favor... déjenme dormir con ustedes.



Este fue el primero, pagina 84 de mi libro, algún día lo compartiré si lo llego a imprimir

3 comentarios:

Begoña Argallo dijo...

Leyendo tu entrada me pregunto cómo se puede contagiar el amor por la vida. Creo que todo lo que nos pasa nos pasa y que somos nosotros quienes estamos obligados a encontrar sentido a quienes somos y qué hacemos aquí. Que a veces nos miramos demasiado a nosotros mismos y muy poco al exterior donde siempre hay un montón de gente que nos necesita y a quienes podemos intentar hacerles la vida mejor.
Para mí estar vivo es una suerte en sí misma hay tanto por hacer y tan poquito tiempo.
Hay tantos libros buenos por leer que nos contagian de sueños...

Brigith Panchi dijo...

Hola, es la primera vez que leo tu blog y me he sentido identificada con algunos párrafos me gustaría hablar contigo.

Anónimo dijo...

Tal vez te sientes en un abismo del que no puedes salir, la triste realidad de la vida, buscas respuestas que nunca encontrarás. Tengo años aquí atrapada, avísame cuando logres salir.