miércoles, 19 de enero de 2011

Cáncer del alma, Borderline

Dedicado a Lara que fue quien le dio ese nombre a la enfermedad.

I

No recuerdo cuando inicio, solo se que me sentía mal, estaba deprimido, me encontraba triste, vacío y nada me llenaba.

Luego empezó de la nada, el primer corte y con ello una gota de sangre, después muchas mas le hicieron compañía tiñendo de rojo mi vida.

Mi piel se convirtió en el lienzo donde mi dolor era plasmado, las muñecas primero, luego el dorso de la mano, los dedos y las piernas.

La obra de arte comenzó a tomar forma y se transformo en algo enfermizo y adictivo. La descarga de endorfinas me hacia sentir bien y con eso era suficiente.

II

Dolor a escondidas para aparentar estar bien, así pasaba desapercibido, oculto como una sombra mas dentro de la luz, cuando me descubrían simplemente decía que eran accidentes, pero en sus ojos veía mis mentiras y ellos su verdad.

Cientos de heridas se marcaron con el tiempo, unas sobre otras, siempre en el mismo lugar, ocultas a la vista y condenado a negar, mentir y huir.

Pocas veces lo admitía, porque (la verdad) dolía, sentía decepcionar a quienes me rodeaban, aunque intentaban ayudarme no podían y contemplaban en silencio mi dolor ¿como entender algo que no has sentido?

III

No se puede entender a quien busca la muerte mientras nos aferremos a la vida, porque quien desea morir esta marcado por el dolor.

En esa época buscaba alguien con quien suicidarme, solo deseaba huir de esta vida porque me daba miedo morir solo.

Por mas que busque nadie quiso morir conmigo, todos temían un pacto suicida, era mucho para ellos.

IV

Cáncer del alma, así es como Lara le llama, te carcome por dentro y te destruye lentamente, tu vida se vuelve gris y apagada. Los finales por lo general son trágicos y sin esperanza.

El diagnostico es difícil, hasta el mas experto se confunde, se dan medicamentos que alteran la química cerebral, psicoterapia para el alma y un posible tratamiento, pero no una cura.

Gracias Lara, si los finales un día se vuelven felices tal vez mi cáncer se erradique,

6 comentarios:

Akasha Rain dijo...

te entiendo tanto... escribes muy bien, me encanta tu blog, sigue así. un abrazo

Lara dijo...

Zorrito hermoso, Angel caído del cielo... me has hecho llorar con estas líneas (aunque sabes de sobra que llorar es lo que mejor me sale). Pero esta vez mis lágrimas fueron tan sentidas!!! No es lo mismo escribir para uno que recibir algo que han escrito pensando en nuestro dolor, nuestra desesperanza, nuestra muerte en vida... No sé cómo agradecerte, llevo muchos, muchos meses sin escribir porque este maldito cáncer me está venciendo, no tengo fuerzas emocionales ni siquiera para desahogarme en el blog, pero quizá este regalo hermoso que me has dado, me haga salir de la cueva espantosa y fría donde me encuentro. Te mando un beso, cuídate mucho y gracias de nuevo!

teofilos dijo...

tengamos esperanza en Cristo. el cancer es una tribulacion de él, para que nosotros podamos ser ejemplos de entereza y fuerza para los demas. demuestra que el cancer es un dolor físico, no psicológico y por eso es que debes levantarte y pensar que es un azar positivo.

muchas veces me levanto así y sè que otras no, pero lo bueno es ser positivo. yo tengo bipolaridad con cuadro esquizoide.

la realidad me es dificil. no puedo comfiar en nadie. es un cancer psicológico y es por ello que hay que ser positivo.

encamina tus fuerzas a Dios y sabrás que el dolor no se irá, pero no será muy doloroso.

Luna dijo...

Hola, por un extraño casual acabo de descubrir tu blog, y por un casual mas extraño aún, justo esta entrada.
No se nada de ti, pero siento que te entiendo, aunque quizás sea falso...
Conozco esa sensación, el vaciarte al ver la herida abierta, el hechizo del pequeño dolor que calma la mente... momentáneamente.
Las cicatrices que se ven, son solo los reflejos de las cicatrices que no se ven.
Pero también se lo que es ver el dolor en los ojos del que te ve. Y es por eso que solo quedé en la segunda parte de tu escrito.
Me gusta tu blog.
Besos desde mi propio laberinto.

Mala Sangre dijo...

Te entiendo perfectamente

BERENICE WHITE dijo...

Cáncer de alma... la verdad es que es horrible; es gris y frío... maldito cáncer.

Escribes muy bien ;) visitaré tu blog de nuevo.